logo_quasar
icono_email
Artículos

Videojuegos educativos (I) Filosofía

Jose Corpa

09.05.2021

educación

videojuegos

filosofía

conocimiento

La capacidad del videojuego como medio para la transferencia de conocimiento (no confundir con adoctrinamiento) toma cada vez más relevancia. Y tan importante como el qué, es el cómo, pues de la narrativa y la dirección combinada con la jugabilidad y las expresiones artísticas, no sólo se puede transmitir una enseñanza profunda, sino también dejar un recuerdo imborrable en el jugador. Destacamos los principales Videojuegos sobre Filosofía.

Esencia y existencia

Las obras del excéntrico, arrogante y terco (además de director y guionista) Yoko Taro, son el ejemplo perfecto para poner ante el jugador una serie de reflexiones que le hagan cuestionarse todo a su alrededor, trascendiendo en lo más allá del propio videojuego. Este creativo es la cabeza visible de NieR: Automata, un juego de rol y acción futurista para PS4, Xbox One y PC publicado por Square Enix en 2017

En un futuro muy (pero que muy) lejano, la humanidad se vio obligada a refugiarse en la luna tras una invasión alienígena, enviando durante cinco milenios robots y androides a la superficie terrestre para poder recuperarla… sin éxito. Tal cantidad de autómatas con Inteligencia Artificial durante tantos miles de años campando a sus anchas, ha dado lugar a una evolutiva civilización de máquinas que forman sociedades, asumen roles diversos, se cuestionan a sí mismas u, homo homini lupus, se destruyen entre sí.

Con esta puesta en escena, y a través de los diferentes androides de apariencia humana que controlaremos durante la aventura, desenmarañaremos un profundo argumento que pone sobre la mesa las principales corrientes del pensamiento humano, enfrentándolas entre sí ¿puede una máquina dudar de su propósito? ¿ha de prevalecer lo subjetivo sobre lo objetivo? ¿y si todo se reduce a la nada en una máxima nihilista?

Estas son sólo algunas de las cuestiones (realmente se pueden encontrar plasmados la mayoría de los grandes filósofos) que el creativo japonés pone en el cerebro del jugador de una forma brillante, dejándole multitud de puntos de fuga para perseverar en cada reflexión, e invitándole a rejugar cuantas veces sea necesario para conseguir cualquiera de sus veintiséis finales diferentes, que ahondan desde lo más profundo del existencialismo, a lo más absurdo de la esencia humana.

El hombre elige, el esclavo obedece

El siguiente juego que vamos a destacar es el primer Bioshock, videojuego de 2007 para múltiples sistemas de entonces, donde se muestra la ilusión del libre albedrío. La acción toma lugar en una ucronía de los años ’60, adentrándonos en los últimos momentos de la ciudad sumergida de Rapture, una utopía anarcocapitalista que ha sido devorada por la banalidad humana, y se encuentra en la más pútrida decadencia.

Bajo una narrativa en la que nunca salimos de los ojos del protagonista (aquí no encontramos nunca espectaculares secuencias de acción con planos imposibles) vivimos en primera persona una experiencia en la que se tocan temas de gran relevancia para el ser humano: La importancia del individuo, la capacidad de asociarse para conseguir metas más grandes, la máxima del idealismo, la lucha contra la opresión, o el rechazo a la ideología y la religión.

De esta forma, la obra de autores como Nietzsche, Ayn Rand, Ortega y Gasset o Huxley se refleja en cada paso que damos en la ciudad maldita de Rapture, gracias al buen hacer en la dirección de Ken Levine, y que nos permite sumergirnos en estas corrientes de pensamiento a través de una obra de ficción, donde el hombre es el principio y el fin en sí mismo, y que habría enamorado a George Orwell.

«Un hombre puede elegir. Yo elegí lo imposible. Construí una ciudad donde el artista no tenía que temer al censor, donde los grandes no estaban constreñidos por los pequeños, donde el científico no estaba limitado por la moral ¡Yo elegí construir Rapture! Pero mi ciudad fue traicionada por los débiles» (Andrew Ryan, fundador de Rapture)

Otros videojuegos sobre filosofía

Aun cuando los dos exponentes anteriores son, probablemente, los máximos representantes de lo que pretende describir este artículo, no podemos dejar de mencionar otros que, aún en menor medida, también consiguen transmitir las más esenciales reflexiones del pensamiento a lo largo de la historia del ser humano.

Sagas como Metal Gear Solid del maestro japonés Hideo Kojima, toda una crítica a la posmodernidad, Silent Hill de Keiichiro Toyama, donde realizaremos un profundo viaje al subconsciente para descubrir lo más oscuro de la psique, e incluso propuestas «indie» como Papers Please, un ensayo interactivo sobre la alienación y el sentimiento innato de resistencia, son sólo algunos ejemplos de videojuegos como medio para las reflexiones sobre la esencia, las propiedades, las causas y los efectos sobre el hombre y el universo. Pero hay más, muchos más: Celeste, Path to Mnemosyne, The Last of Us… os invitamos a descubrirlos todos.

Por ello, en Quasar Dynamics hemos tomado la inspiración de estas obras, y la estamos aplicando a nuestro Escape Room de terror Do Not Open, el videojuego para PlaystationVR que ya se encuentra a pleno rendimiento en su desarrollo, gracias al apoyo del programa Playstation Talents.

  • Share
Compartir