logo_quasar
logo_quasar
Artículos

Oculus Go: Gafas de realidad virtual autónomas

Raúl Hernández

Raúl

06.08.2018

Oculus Go

Realidad Virtual

VR

En el sector de las gafas de realidad virtual encontramos dos ejes bastante diferenciados. Por un lado, tenemos a aquellas empresas que deciden apostar por experiencias de gran calidad, que, sin embargo, necesitan de otros dispositivos de alto coste o que las ya mencionadas gafas suponen un elevado monto de dinero. Algunos ejemplos pueden ser Oculus Rift o PlayStation VR.

En la otra esquina podemos observar opciones mucho más sencillas y asequibles, de la mano incluso de grandes gigantes tecnológicos, como Google y sus Cardboard o Samsung Gear VR. Hacen uso de smartphones, dispositivos técnicamente al alcance de la mayoría que apostaría por un dispositivo VR. No obstante, estas asequibles opciones suponen experiencias mucho menos logradas.

Xiaomi y Facebook, propietaria de Oculus VR, decidieron unirse en un dúo que busca alcanzar un equilibrio económico-técnico, que les sitúe a la cabeza de la VR.

Mientras la empresa de origen chino se encarga de la propia fabricación de las gafas, ya que cuentas con métodos que posibilitan la creación de estas a gran escala y con costes bastante reducidos. Oculus se encarga de aportar su tecnología y experiencia en el sector.

Especificaciones técnicas

La fijación por medio de tiras de velcro, si bien parece rudimentaria es de gran calidad, unido a la apariencia que ofrece, muy por encima de sus competidores directos. Asimismo, el sonido que incorporan es estéreo 3D.

Cuentan también, como era de esperar, con un controlador inalámbrico, que nos permitirá movernos por la interfaz con soltura.

Con un precio de 219 euros, en la versión de 32 GB de almacenamiento, era de esperar que las lentes que empleara no fueran de gran nivel, siendo del tipo LCD. Pese a esto, la resolución que ofrecen es mayor a la de cualquier dispositivo de realidad virtual del mercado, llegando a los 1280 x 1440 puntos, por cada lente.

Por último, destacar que el microprocesador que montan es un Snapdragon 821 de Qualcomm, utilizado por dispositivos de hace incluso 2 generaciones, resulta en algo sorprendente.

Funcionamiento de las gafas de VR

Sin duda, la característica más atrayente de las gafas de realidad virtual de las que estamos hablando, es su capacidad autónoma. En otras palabras, que no impliquen la necesidad de utilizarlas junto a un ordenador o una consola.

La sincronización se lleva a cabo junto a una aplicación para smartphones y por medio de la típica conectividad Bluetooth.

Por otra banda, no todo podía resultar positivo, y es que, contando con un procesador, antes mencionado, de hace ya 2 generaciones, por el tema de abaratar costes, supone una pérdida gráfica a la hora de abordar el tema funcionalidad en videojuegos y demás.

Sin embargo, para el coste final que tienen, y el hardware y software con el que cuentan, las Oculus Go son uno de los dispositivos punteros en realidad virtual.

  • Share
Compartir