logo_quasar
Artículos

Objetivos para 2020

Javier Ortizá

Founder de Quasar Dynamics

31.12.2019

Por segunda vez, me decido a redactar este artículo a modo de repaso y listado inamovible de objetivos para el año venidero. El año pasado lo hice a modo de prueba y no ha sido hasta hoy cuando he vuelta a leer lo que publiqué en 2018 y, joder, cómo mola leer al otro Y0, 365 días más ignorante, y echar una mirada atrás y visualizar un poco del futuro que asoma a escasas horas.

2019: Oh yeah!

Creo que puedo pedir muy poquito más a este maravilloso año. A continuación, revisaré todos los objetivos que tenía para 2019 (ya adelanto que he conseguido muy pocos) pero es que lo que este año me ha dado, desborda con creces cualquier expectativa que pudiera crearme. Y como el año pasado, lo compartiré con la lista de objetivos y propósitos para año nuevo de D. David Bonilla.

6. Elegir la clase de proyectos que queremos trabajar: En 2018 tuvimos que traccionar buscando y aceptando proyectos que no eran el motivo por el cuál nos embarcamos en esta aventura. Afortunadamente, ya desde finales de ese mimo año y todo 2019, hemos disfrutado y gozado de multitud de proyectos que han sacado lo mejor de nosotros y una sonrisa a nuestros clientes que, además, repetirán en 2020. HECHO

5. “Terminar la carrera”: he aquí el primero de los fails. No sólo no “he terminado” la carrera, sino que me retrasé. Gracias a todo lo que sucedió en el punto 6 tuve que dedicar más tiempo a la dirección de los proyectos que llevamos en Quasar en detrimento de mi proyecto personal de terminar la carrera. NO HECHO

4. Ponerme en forma: y aquí el segundo. He conseguido hacer mucho más deporte: fútbol 7, fútbol 11, fútbol sala, pádel, etc. pero no puedo decir que me haya puesto en forma al nivel que pretendía. NO HECHO

3. Dedicar más tiempo a Quasar Dynamics: la verdad es que no le he dedicado el tiempo que quería al proyecto, pero, en comparación a 2018, he conseguido que mi empresa sea la única empresa para la que he trabajado por muy raro que suene. También en 2019 se ha unido a Quasar Dynamics mi mujer que se ha erigido como pieza fundamental del engranaje del equipo, sobre todo, cuando no estoy allí. Un gran acierto. HECHO

2. Realizar el primer “Quasar USA Tour”: otro proyecto que, afortunadamente, no pudimos realizar debido a que Mike se quedó embarazado y fue de nuevo papá en las fechas planeadas para el viaje. NO HECHO

1. Permanecer es el objetivo fundamental de este 2019: el gran éxito de este año. No sólo permanecer, sino que hemos logrado crecer y multiplicar en volumen de facturación a dígitos inesperados. Todo gracias al talento del equipo. HECHO

2020: Nuestro año

Alcanzado este año el punto de consolidación de la empresa y sabiendo que 2020 se presenta como mínimo igual de bien, el foco de atención lo quiero poner en todo lo no logrado el pasado año. Allá vamos:

5. “Terminar la carrera”: es evidente que no podré terminar la carrera en 2020 puesto que en 2019 me estanqué por motivos profesionales (y bendito motivos). Así que, con mi nueva estrategia, mucho más modesta y sensata, parece que voy a conseguir estabilizar la situación y dar el paso final en 2021. Por lo que mi objetivo es poder llegar al punto del salto final que se ve tan cerca y a la vez tan lejos.

4. Realizar el primer “Quasar USA Tour”: este objetivo no pudimos cumplirlo por muy positivos acontecimientos y lo intentaremos en 2020 aunque quizá haya que cambiarlo por “Quasar Jaws” y hasta aquí puedo leer.

3. Publicar nuestro primer videojuego para PlayStation 4 y en VR: no estaba previsto, pero en septiembre entramos dentro del programa Corporate de Lanzadera, una incubadora y acelerado de empresa que tenemos en Valencia con el mecenazgo de Juan Roig (Mercadona), y el objetivo de este programa no es otro que lanzar un videojuego en 2020.

2. Comprar mi casa: a día de hoy tengo la suerte de vivir en un ático dúplex, en un buen barrio y en la mejor ciudad del mundo y ya hemos llegado a un acuerdo con su actual propietario para que pase a ser nuestra. Ahora hay que culminar el trabajo.

1. Crecer como empresa: el crecimiento de 2019 ha sido desorbitado y ahora corremos el riesgo de estancarnos tanto en volumen de negocio como en tipología de clientes. Estamos en el momento que los entendidos del mundillo startupero denominan “expansión” y si este 2019 hemos crecido tres dígitos, lo idóneo sería mantener una línea ascendente de dos dígitos altos cuanto menos.

Como decía al principio del post, creo que no puedo pedir más a 2019 a nivel profesional ni personal. A nivel familiar, todavía me reservo hacer públicos mis objetivos aunque realmente no creo que nunca lo haga, ya veremos.
Lo que tengo claro es que estoy viviendo un momento increíble en lo profesional y en lo personal, gracias a Dios, y no quiero caer en la tentación de no gritarlo por la superstición de que se desvanezca.

A disfrutar.

  • Share
Compartir