logo_quasar
logo_quasar
Artículos Blog Machine Learning

Inteligencia Artificial, aquí y ahora

Raúl Hernández

Raúl

31.08.2018

Alan Turing

Deep Blue

Inteligencia Artificial

Machine Learning

Perceptrón

Siempre se ha dado por hecho que el ser humano tiene unas capacidades propias que no comparte con ningún otro ser vivo. Nos diferenciamos incluso de perros, delfines o monos en cuanto a nuestras capacidades sociales o a la hora de solventar un problema. Sin embargo, esto podría dejar de ser así en no demasiado tiempo.

La inteligencia, esa facultad que nos permite aprender, entender o razonar, entre otras tantas cosas, podría no ser algo propio exclusivamente de los seres humanos, siquiera de los seres vivos. Esto podría ser así gracias a la Inteligencia Artificial, la inteligencia empleada por las máquinas.

Normalmente se aplica dicho término cuando una máquina imita las funciones cognitivas que los seres humanos tomaríamos como propias. Con el paso del tiempo son más las funciones que pueden desarrollar, siendo algunas incluso descartadas como inteligencia artificial y simplemente denominadas tecnología.

Puede asemejar algo totalmente apartado de la sociedad que no tiene nada que ver con nosotros y que forma parte de alguno de los futuros distópicos descritos en los libros de Philip K. Dick. No obstante, se halla a la orden del día, empleado en apartados tan variados como la economía o la milicia, pasando, como era de esperar, por el sector del entretenimiento y los videojuegos.

El nacimiento de la AI

Una de las primeras personas en entrar de lleno en este campo fue el matemático, lógico y filósofo británico, Alan Turing, cuando, en 1936 crea la máquina de Turing, que puede ser empleada para simular la lógica de cualquier algoritmo de computador.

Tras esto, en el año 1950 crearía el Test de Turing, utilizado para determinar si las respuestas de una computadora son indistinguibles de las de un ser humano.

Pocos años después comenzarían a aparecer los primeros lenguajes de programación orientados a la resolución de problemas, como el IPL-11 o el LogicTheorist. Y ya en 1956 se crearía el término que nos hallamos describiendo.

La aparición del LISP como primer lenguaje para procesamiento simbólico, el Perceptrón o una década después el PROLOG fueron algunos de los avances más importantes en la que podemos denominar “primera fase de la inteligencia artificial”.

Situación actual

Pasaron varios años, con ligeros avances, pero no de cuantioso valor, algún que otro lenguaje basado en los ya mencionados y estudios por diferentes profesionales. Sin embargo, es en 1997, cuando, a raíz de un hito histórico, la inteligencia artificial vuelve a ponerse “de moda”.

Gary Kaspárov, conocido jugador de ajedrez y campeón del mundo se enfrentó a una máquina, de nombre Deep Blue, en una partida. El jugador de origen ruso cayó derrotado, lo cual fue una sorpresa para todo el mundo.

Siguiendo la estela de Deep Blue, IBM ha creado otras máquinas, destronando de la misma forma a campeones mundiales de otros deportes o juegos de mesa, como el Jeopardy! o el Go.

También es reciente la aparición del chatbot, chats que responden tus dudas, tal y como si estuvieras hablando con una persona, sin embargo, no es de esa manera.

Machine Learning y el futuro de la inteligencia artificial

La prueba de Alan Turing se cumplirá cuando las personas no sean capaces de diferenciar si están dialogando con una máquina o con una persona. Y, por suerte o por desgracia, ese futuro está a la vuelta de la esquina.

El tema del que más se habla, en este ámbito, últimamente es el del Aprendizaje automático o Machine Learning. Se trata de una rama de la inteligencia artificial y el objetivo de esta es tratar que las computadoras “aprendan”. Si bien, realmente, se busca crear programas que puedan generar comportamientos a partir de información suministrada.

En un campo tan abierto como es el que estamos tratando no sabemos bien el futuro al que podemos llegar. Simplemente esperar el máximo avance sin que se nos vaya de las manos, o en alguna que otra película de sci-fi podremos vernos reflejados.

  • Share
Compartir