logo_quasar
Realidad Aumentada Realidad Mixta

Hololens 2, un salto para la Realidad Mixta

Quasar Dynamics

Empresa

15.03.2019

hologramas

Hololens 2

Microsoft

Hace unos pocos días tuvimos la oportunidad de asistir al Mobile World Congress 2019, el evento por excelencia de todo lo relacionado con innovación tecnológica y digital. Allí, conceptos como Realidad Aumentada, Realidad Virtual o Realidad Mixta son tan comunes como evidentes a lo largo y ancho de los diferentes pabellones del recinto ferial de la ciudad condal.

Unos días antes de que diera comienzo el MWC19 ya se filtró online que se haría, con motivo del evento, la presentación de Hololens 2. Y así fue. El booth de Microsoft era uno de los más populares de toda la feria teniendo colas de más de una hora de espera para poder probar la nueva versión del dispositivo de Realidad Mixta.

Prueba de Hololens 2

Usos prácticos de Hololens 2

Había cuatro experiencias posibles, aplicadas a industrias concretas, y que sirven como ejemplos prácticos del uso de este dispositivo y que, a su vez, tampoco distan de los usos que empresas como Quasar Dynamics ya estamos desarrollando o tenemos planificado desarrollar en las próximas fechas: sector sanitario y sector industrial (con una solución para Hololens 2 basada en Dynamics 365 de Microsoft) en cualquiera de sus subsectores de interés, en este caso concreto, la automotriz y la construcción.

ANÁLISIS DEL DISPOSITIVO

En 2015 fue la primera vez que probamos Hololens y todavía mantenemos en el recuerdo el impacto que causó sobre nosotros durante ese E3 Expo. Cuatro años más tarde, volvemos a probarlas pero esta vez condicionados por la experiencia de uso y desarrollo sobre el primer prototipo de prácticamente su lanzamiento oficial en Estados Unidos.

La comodidad

El confort que se experimenta ahora al ponerse el dispositivo ya supone un cambio radical respecto a su anterior versión. El acoplamiento con la cabeza del usuario es perfecto mediante el nuevo concepto de aro (o diadema) que se ajusta, como ya sucedía antes, mediante una rosca en la parte trasera. Añadido a esto, Hololens 2 dispone de un sistema de almohadillas frontal y traseras que permite una distribución homogénea del peso (que también es ligeramente menor) consiguiendo una integración con el usuario indispensable para alcanzar la percepción de Realidad Mixta.

La parte frontal, por ejemplo, está construida en base a fibra de carbono, un elemento poco común en hardware de uso común. Además disponen de un nuevo HPU (Holographic Processing Unit) con un chip secundario para la inteligencia artificial que, sumados al tracking visual y al del movimiento de cabeza, permite posicionar mejor al usuario para la interacción con los hologramas.

Comodidad Hololens 2

La inmersión y el temido FOV

El campo de visión, normalmente llamado FOV o Field of View, mejora pero al menos en estas primeras pruebas no podemos determinar que sea tan bueno como Microsoft trasmite oficialmente, consiguiendo aumentarlo más del doble en comparación con su predecesora. Según la propia compañía, Hololens 2 tiene una densidad de pixeles de 47ppd (pixeles por grado) que equiparan a una resolución tipo retina, prácticamente la resolución más alta que el ojo humano puede distinguir, pero nuestra experiencia fue otra.

Sí que es cierto que el FOV mejora así como la capacidad gráfica que, aparentemente, Hololens 2 puede soportar una mayor carga de polígonos que Hololens 1. La demo que pudimos probar durante el pasado MWC19 estaba muy iluminada, muchos focos potentes en muy pocos metros cuadrados, y aun así los hologramas se percibían y disfrutaban como nunca antes. Concretamente, el responsable técnico nos confirmó que la escena que estábamos probando tenía un tamaño de 300.000 polígonos con los que interactuábamos y modificábamos parámetros (más allá de escalarlos o rotarlos) en tiempo real, de manera colaborativa y sobre todo fluida y natural, como si de un monitor se tratara. Y esta es una de las claves principales junto a la comodidad.

Microsoft Hololens 2

Hololens 2 también consiguen romper otra barrera que se le achacaban a sus primeras versiones: la dificultad de aprendizaje para el nuevo usuario. Este concepto cambia radicalmente. Comenzar a usar Hololens 2 es sencillo y “natural” gracias, entre otras cosas, a su calibración automática. Y el nuevo gesto de “presionar” las pantallas o “tocar” los hologramas ayudan de manera extraordinaria a ese nuevos usuarios que se acercan a la tecnología de manera dubitativa.

Pero, con todo esto, al final hay que comprender para qué tipo de usuario o empresa es un dispositivo tan potente (y ahora tan versátil) como Hololens 2. Su target no es el salón de casa del común de los mortales como si de un Google Home se tratara, es un ordenador puesto a la altura de tus ojos, cómodo, potente y con infinitas posibilidad que al menos en sus próximos años de vida será las empresas quienes le saquen su mayor partido.

Más información: Microsoft

  • Share
Compartir