logo_quasar
logo_quasar
Artículos

Existe la hiperrealidad virtual

Raúl Hernández

Raúl

30.07.2018

Hiperrealidad

Realidad Virtual

The Void

VR

Probablemente, aquello más interesante de la existencia de mundos diferentes, gracias a la realidad virtual, es la capacidad inmersiva que muestra, que consiga adentrarte en un espacio o lugar diferente, o que al menos lo parezca.

Más de 30 años han pasado desde que se definiera la VR y no son precisamente pocas empresas las que se han aventurado con ella, algunas han apostado por la creación de dispositivos, mientras que muchas otras prefieren el software.

Entre los artilugios destacan, obviamente, las gafas. No obstante, los guantes y diferentes dispositivos hápticos son creados constantemente en la búsqueda de esa capacidad inmersiva.

The Void

Y es en esta carrera tecnológica donde aparece The Void, una nueva manera de entretenimiento mediante la fusión de la realidad virtual (por medio de películas) con efectos especiales o sensaciones físicas.

Cuentas con variados locales, sin embargo, por desgracia, todos se encuentran en el continente americano, con excepción de un local intermitente en Londres. En estos lugares, como por ejemplo los situados en Toronto o Anaheim, es donde los visitantes pueden experimentar con la hiperrealidad. Las personas que se permiten esta visita visten un chaleco que llevas equipados sensores y un software propio, asimismo se ponen un casco y entran en la película disponible en ese momento, últimamente se trata de Star Wars, todo creado con ayuda de Lucasfilm.

The Void pone en funcionamiento todos tus sentidos, desde la vista hasta el oído, pasando, como no podías ser de otra manera, por el tacto. Incluso podremos percibir olores y temperaturas ambientales.

Esta aventura “real”, en casi todos los sentidos, tiene un precio bastante sencillo para la tecnología que ofrece, de 30 euros por 10 minutos de duración, y reúne a muchas y diferentes personas a lo largo del día.

El futuro de la Realidad Virtual

No es probablemente el camino que sigan las empresas de realidad virtual, ya que en este caso se dan muchas más variables que las gafas o algún que otro dispositivo añadido, sin embargo, es emocionante observar cómo va hacia adelante esta tecnología.

El futuro lo marcarán probablemente aquellas empresas que logren con el menor número de dispositivos posibles, la experiencia inmersiva más amplia, aunque todo está por hacer y todo es posible.

  • Share
Compartir