logo_quasar
Artículos Realidad Virtual

Google dice adiós a la VR con Daydream View

Quasar Dynamics

Empresa

21.10.2019

El gigante californiano tiene en su haber una ingente cantidad de grandes éxitos, desde su buscador que lo catapultó como un cohete hasta apps como Youtube, Drive, Maps… pero también de sonoros fracasos, como su red social Google+, las gafas Google Glass, o el último gadget al que acaba de dar carpetazo, Daydream VR.

Sofisticando Cardboard

Resultan extrañas algunas decisiones de la compañía que han acompañado a sus logros y traspiés a lo largo de su historia. Y en el caso de la VR, una vez abierto el melón de llegar al gran público de forma asequible, los de Alphabet dieron una curiosa campanada lanzando Cardboard. Por unos (muy) pocos euros, uno recibía en casa un cartón y un par de lentes que convenientemente montados -más de uno necesitó comprar otra unidad, pero tampoco era necesario ser ingeniero para montarlas- permitía introducir el móvil y disfrutar de una experiencia VR mainstream y sin complicaciones.

Vídeo 360º 3D, juegos sencillos pero algunos ciertamente adictivos, y diferentes experiencias que iban desde viajes en montañas rusas imposibles a sumergirse entre tiburones, eran algunas de las opciones que ofrecía mientras nuestro móvil tuviera una diagonal y resolución decentes.

video 360, experiencias, divertido, barato, visores vr, gear, samsung

Al fin y al cabo, probar la experiencia era divertido y sobre todo barato. Pero hete aquí que al poco tiempo Samsung se subió al carro de la VR con sus Gear, una opción mucho más -en apariencia- similar a visores de VR para sus teléfonos Galaxy S primero, y compatible con otros de la marca después. Google no se lo pensó dos veces y junto al nacimiento de la familia de smartphones Pixel, anunció su «gama alta» de gafas VR

Daydream View, barreras incomprensibles

El contraste con Cardboard era extremo: Se pasaba de una opción cuyo coste era de un billete de 5€ y te llevabas las vueltas, y a la que podías meter una gran cantidad de móviles, a un dispositivo como Daydream, de más de 80 machacantes al que sólo ibas a poder sacar partido de tener un terminal de gama premium.

Sí, tenía un mando con giroscopio de un tamaño tan pequeño que tenía todas las papeletas de ser engullido por el sofá, se prometieron desarrollos de decenas de partners, visionar PPV con HBO o Hulu iba a poner una pantalla de cine en el dormitorio de tu casa… Pero la cosa no acabó de funcionar, entre otras cosas, por inundarse el mercado de visores que no dejaban de ser parecidos, de mayor compatibilidad y más baratos, así como el éxito de Samsung Gear (al que por cierto según Carmack en su última keynote de Oculus, le quedan dos telediarios) hicieron que poco a poco todo el mundo lo fuera dejando de lado.

visores, google, compatibilidad, vr, pixel, samsung gear, carmack, daydream, oculus

Y así ha sido desde su anuncio a bombo y platillo con la primera generación de Pixel, pasando por su incómodo silencio de la última tanda de smartphones de la compañía, hasta su definitiva desaparición de la tienda oficial de Google. Ahora descansa en paz junto a otros inventos como el Nexus Q o Google Buzz. La cuestión ahora mismo es ¿abandonará Google el jugoso mercado de la VR para centrarse en AR? Sólo el tiempo lo dirá.

  • Share
Compartir